Laapsa Consumo

En el año 2012, y en pleno proceso de expansión; LAAPSA le adquiere a ENI/Italia, la planta fabril ubicada en Troncos del Talar, Parque Industrial Tigre. Por esta misma planta han pasado marcas y empresa conocidas dentro del rubro automotriz, tales como AGIP SINT 2000; TUTELA GTS; TUTEL D 1; AGIP 2T CITY y AGIP 2T 180. Así fue como LAAPSA comienza un proceso de modernización de dicha planta, poniendo ese conglomerado fabril de 4.800 m2 para fabricar, desarrollar, mezclar y envasar lubricantes con tecnología no solo para su histórica línea industrial, sino también tecnología para manufacturar en esta planta, lubricantes automotrices. Desde 2015 fabricamos lubricantes automotrices con marca propia, elaboramos lubricantes para distintas marcas comerciales de primera línea del mercado y tenemos firmado un acuerdo de licencia (fabricación, comercialización y distribución) de los lubricantes CEPSA de España. Hoy ofrecemos al mercado lubricantes automotrices LAAPSA y CEPSA para los segmentos de livianos, pesados, transmisiones, motos, y fluidos para mantenimiento y cuidado de vehículos. Te invitamos a conocerlos.

Laapsa Automotriz

Si consultamos habitualmente cuantos fluidos tiene un vehículo, seguramente que la respuesta va a estar dirigida siempre al lubricante del motor. Muchas veces, como conductores, hemos tenido que rellenar el líquido del radiador, completar el depósito del lavaparabrisas, recargar el líquido de frenos; y porque no, completar los depósitos de la dirección hidráulica y aceites de transmisión, así sean manuales o automáticas. En LAAPSA tenemos una división dedicada a suplir los fluidos y lubricantes que requiere un vehículo automotor o una caja de transmisión.
Estas necesidades podemos separarlas en dos grandes grupos. Por un lado, los lubricantes; son aquellos fluidos que interpuestos entre dos superficies ayudan -entre sus principales funciones- a reducir la fricción, el rozamiento y el desgaste en el momento del arranque en frío de las piezas cuando funcionan en un motor. Esos lubricantes ‘convencionales’ deben otorgar buena performance y prestaciones en los vehículos que impulsan esos motores. Además un lubricante ‘convencional’ se lo clasifica y conoce por tres condiciones básicas:

  1. la viscosidad (tradicional 40°C–100°C; o la nueva viscosidad HTHS.
  2. El tipo de servicio que bridan asociados a características químicas propias o al combustible que alimenta dichos motores.
  3. Las clasificaciones de los organismos internacionales (API, SAE, ACEA, JASO, etc); como también las homologaciones, certificaciones y preconizaciones de los distintos fabricantes de motores y vehículos, conocidos como OEM’s.

Por otro lado, los fluidos que son parte importante de ese gran sistema llamado motor. Cumplen funciones tales como evitar el recalentamiento del motor o permiten que no se congelen los fluidos a bajas temperaturas; ayudan a lograr una mejor performance en la distancia y seguridad del frenado; aseguran la calidad de lubricidad en los sistemas de dirección servo asistido o eléctricamente asistido y, también, ayudan a conservar y mantener por más tiempo las buenas condiciones de uso de las cajas de cambio y transmisiones.

Ese es nuestro mundo, y ahí estamos para poder brindar la mejor opción del mercado entre calidad, precio y producto.